No olvidemos los clásicos...

No olvidemos los clásicos...

 

Por Pablo Salas


Hoy en día, y gracias a la masificación exponencial de la información, encontramos un sin fin de nuevos movimientos o aplicaciones en el mundo de la magia. Técnicas, juegos, artefactos, sutilezas, detalles y demases…


Pero este texto va orientado a aquellas herramientas técnicas, con las que en algún momento de nuestra vida mágica nos hemos topado, ya sea por un interés en la búsqueda de perfeccionarse técnicamente o porque representan un gran aporte a una rutina desde el punto de vista de la vida interna del juego.


Lamentablemente, nuestra generación sufre de un mal común, algo así como una pérdida de memoria a corto plazo (algún síndrome que seguro tiene un nombre impronunciable), en donde lo nuevo (pero no necesariamente importante) deja en las sombras a aquello que se asume como “básico”, que muchas veces posee esas anheladas características de simples, suaves y directas; sin esa sensación que puede llevar al espectador a decir “algo huele mal en las manos del mago”.

 

Con lo anterior me refiero a ciertas técnicas y movimientos que específicamente se hacen presente en juegos con pocas cartas o si prefieres, con un paquete de cartas, siendo un ejemplo, la cuenta Elmsley, que es utilizada por Dai Vernon en el clásico “Girando los Ases”.


Es aquí donde nos topamos con este librito, de extensión acotada, pero con explicaciones bastante amigables para el lector, sumado a las buenas imágenes que se aportan, en donde se puede ver claramente la explicación escrita (“Una imagen vale más que mil palabras”, dicen por ahí).

 

Jerry Mentzer, el autor de este trabajo, nos entrega desde su visión un aporte con ciertas sutilezas, movimientos y cuentas, que personalmente desconocía su aplicación, pero que resultan muy interesantes en las posibilidades que abren. A pesar que éstas, se orientan a los juegos con pocas cartas, su aplicación es indiscutiblemente mayor, y ahí es donde entra la imaginación del lector, en donde no hay un límite definido.

 

Como en todo trabajo, existen algunos puntos en los cuales uno podría no estar de acuerdo con el autor o también se hace interesante entender que muchas veces en el traspaso de información entre magos, la brecha de idioma y la traducción literal puede darle otro significado a algunas cosas. Es por esto que pienso es un buen ejercicio estudiar a fondo en el último capítulo, la técnica “Ascanio Spread”, donde surge de inmediato una pregunta: ¿es correcto que esté dentro del capítulo de extensiones?

 

No entraré en detalles de las técnicas específicas o de las aplicaciones que se puedan implementar, ya que esto será tarea de ustedes al leer este texto. Si te puedo pedir amigo mago, que no dejes pasar este u otro trabajo en donde se puedan explicar ciertas cosas que crees o piensas ya están en tu dominio. Cada libro, autor y cada página puede sorprenderte de formas que no imaginas y personalmente creo que este es uno de esos casos, en donde recordar, redescubrir y valorar ciertas técnicas , hace de este un buen libro de estudio.

 Encuentra el libro en Club de Magia, en este enlace

Regresar al blog

Deja un comentario